Reporte de vuelo LUFTHANSA – AIR CANADA

LH 2311 AMS – MUC

AC 847 MUC – YYZ

Aeronaves: B777-300 (Air Canada) y CRJ-900 (Lufthansa)

Asientos: 450 (B773) y 90 (CRJ-900).

Fecha: 13-Oct-2017

El vuelo fue programado para partir a las 11.50hs.

Con este reporte iniciamos la etapa III de este itinerario que había iniciado en Buenos Aires 10 días atrás, y que representaba el comienzo de la vuelta a casa. Los días en Amsterdam habían sido excelentes, y sabíamos que el viaje sería largo, pero teníamos un par de aviones por conocer, así  como el aeropuerto de Munich, y muchas horas por descansar dado lo poco que habíamos dormido los últimos 10 días, para aprovechar al máximo el tiempo en Holanda.

El vuelo de LH partía de Schiphol a las 7.00am, por lo que decidimos estar para las 5.00hs ya haciendo el chequeo en el counter.

Vuelo AC 40

El sector de los vuelos inter-europeos estaba completamente vacío, y fuimos los primeros en estar en la fila de LH. En realidad, los empleados comenzaron a trabajar a partir de las 5.40hs, así que allí nos dimos cuenta que habíamos podido llegar media hora después.

Hecho aduana, llegamos al gate y allí estaba esperando el CRJ 900 de LH.

Vuelo AC 41

El vuelo salió en horario, y el despegue en Amsterdam no se demoró, siendo muy agradable. A la altura de crucero, nos sirvieron un refrigerio, pues el vuelo duraba una hora, así que el servicio fue rápido.

Vuelo AC 42

Ya estaba saliendo el sol, así que no pude evitar tener una de las tantas fotos de la gran bola de fuego.

Vuelo AC 43

Rápidamente inició el descenso, y debo decir que tanto los 20 minutos hasta aterrizar como el aterrizaje en sí fue el mejor de todos los experimentados en este viaje. El avión es una maravilla, y lo ubico al mismo nivel que el B789. Es una máquina fantástica!!

Aterrizado en Munich, me dediqué a sacar una buena cantidad de fotos, y algunas verán a continuación.

Vuelo AC 44

Vuelo AC 45

Vuelo AC 46

Vuelo AC 47

A las 11.00hs se inició el embarque para Toronto, y nuevamente, todo fue hecho de manera sincronizada, como caracteriza a Air Canada.

Para las 11.50hs, el vuelo ya estaba listo para partir. El vuelo iba con un 89% de ocupación.

Estuvimos parados sobre la manga unos 40 minutos, dado que la torre de control no daba autorización para el movimiento de la aeronave. Una vez autorizado, el desplazamiento hasta la pista principal para el despegue fue muy lento, tanto que demoró otros 20 minutos para poder efectivizar la salida.

Con un despegue excelente, la aeronave tomó velocidad y altura crucero, y el capitán nos informó que llegaríamos a Toronto en unas 9 horas, tomando un itinerario que llevaría a cruzar Gran Bretaña, norte de Irlanda y dirigirse hacia el noroeste, para pasar a unos 150km al sur de Groenlandia, para entrar por St.John en Canadá, y directo hacia Toronto.

Para ese momento nos estaban entregando el almuerzo, que en este caso fue pasta, una entrada de vegetales y un postre, con bebida a elección.

Ahora si, era tiempo de dormir, así que las siguientes 5 horas fueron de un delicioso placer de recuperar horas de sueño dejadas de lado en Holanda! El vuelo fue tan placentero que dormí de un solo tirón, o al menos eso sentí que pasó!!

Ya faltando una hora y media, nos sirvieron un snack con bebida a elección.

El avión aterrizó con 10 minutos de demora según cronograma, luego de 8.50hs de vuelo.

Nuevamente, servicio, atención y aeronave fueron excelentes. Definitivamente Air Canada es una compañía que se esfuerza por ofrecer una buena calidad de servicio!!

Aquí finaliza el tercer post de este viaje.

Nos queda el último post con la vuelta en el 789 de Toronto a Buenos Aires, para terminar con que un viaje que quedará en el recuerdo.

Anuncios