Tras el éxito de 2017, Turkish Airlines continúa generando resultados notables y su camino de crecimiento sostenible como marca global de Turquía.

47304_1446047366
Foto: Fabrizio Sciacco – JetPhotos

Los ingresos totales de Turkish Airlines aumentaron significativamente durante la primera mitad del año, aproximadamente un 30 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado, alcanzando los USD 6 mil millones.

Durante la primera mitad del año, Turkish Airlines logró aumentar el beneficio operativo neto de USD 17 millones a USD 258 millones, por la creciente demanda e ingresos unitarios, a pesar de la escalada de precios del combustible.

En el primer semestre del año, el EBITDAR (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y renta), que se utiliza como indicador de generación de efectivo, se situó en USD 1,28 mil millones, con un aumento del 38%. El margen de EBITDAR mejoró de 1,5% a 21,5%. Este es el valor más alto de la primera mitad del EBITDAR que Turkish Airlines, una de las aerolíneas más rentables del sector, ha logrado hasta ahora.

Durante el primer semestre, el Factor de Ocupación Total (Load Factor, LF) escaló de un 4,3% a un 80,4%, registrando el Factor de Ocupación más alto en la historia de Turkish Airlines para la primera mitad del año. Durante el mismo período, el aumento en el número total de pasajeros transportados, en la capacidad (kilómetro de asiento disponible) y la demanda (ingresos por kilómetro) fue del 18%, 9% y 16%, respectivamente, en comparación con el mismo período del año pasado. Turkish Airlines transportó más de 35 millones de pasajeros durante este período.

Según las cifras de los primeros cinco meses de 2018 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés), el sector de la aviación mundial logró un crecimiento de la capacidad del 6% y un crecimiento de la demanda del 7%.

Turkish Airlines, que continúa fortaleciendo su identidad como aerolínea líder a nivel mundial con su red de vuelos en constante expansión, opera vuelos a 49 destinos nacionales y 255 internacionales; un total de 304 destinos en 122 países. Los últimos destinos incorporados este año fueron: Freetown, Samarkand, Krasnodar y Moroni. Además, la flota de Turkish Airlines, una de las más jóvenes y modernas del mundo, opera un total de 325 aeronaves, que comprenden: 215 aviones de fuselaje estrecho, 92 de fuselaje ancho y 18 de carga.

Créditos

Anuncios