Norwegian obtuvo un fuerte crecimiento de pasajeros en noviembre, con 2.9 millones transportados, un aumento del 14 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior.

Norwegian transportó 2 877 549 pasajeros en noviembre, un aumento de 357 329 pasajeros (14 por ciento) en comparación con el mismo mes del año pasado. En términos unitarios, el tráfico total (medido éste en PKT, véase glosario al pie de esta nota) aumentó un 26 por ciento este mes, impulsado por un crecimiento de capacidad del 34 por ciento (ASK). La ocupación media fue del 78,8 por ciento.

Las cifras de tráfico de este mes están influidas por la transición de las operaciones de verano a invierno, así como por el lanzamiento de varias rutas nuevas y una mayor utilización de los aviones, en comparación con el mismo mes del año anterior. Con la expansión de la red de largo radio, los pasajeros de Norwegian continúan volando distancias más largas, lo que también afecta las cifras de este mes.

“Me complace que haya habido un desarrollo positivo en el rendimiento este mes. Al mismo tiempo, varias de nuestras rutas de verano se han extendido hasta noviembre, lo que ha afectado a la ocupación media. La transición completa hacia el programa de invierno se llevará a cabo a principios del próximo año, una vez que la temporada de vacaciones haya finalizado”, ha declarado el fundador y consejero delegado de Norwegian Bjørn Kjos.

Norwegian operó el 99,2 por ciento de los vuelos programados en noviembre, de los cuales el 82,5 por ciento partió puntual, un aumento de 2,3 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes del año pasado.

El programa de renovación de la flota de Norwegian continúa en 2018. La compañía recibió un Boeing 787 Dreamliner y un Boeing 737 MAX 8 este mes. En total, Norwegian recibirá este año once Boeing 787-9 Dreamliner, doce Boeing 737 MAX 8 y dos Boeing 737-800 este año.

Con una edad promedio de sólo 3,7 años, la flota de Norwegian es una de las más “verdes” y modernas del mundo. La acción más importante que puede tomar una aerolínea para reducir su huella ambiental es invertir en nuevos aviones y nuevas tecnologías.

Anuncios