Norwegian transportó cerca de tres millones de pasajeros en marzo de 2019, un incremento del 5 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior. Los datos no son comparables con el mismo mes de 2018 debido al efecto de la Semana Santa, que el año pasado tuvo lugar a finales de marzo, y este año lo tendrá a mediados de abril.

Un total de 2.961.840 pasajeros optó por volar con Norwegian en marzo, 145.676 pasajeros más que en el mismo periodo del año precedente. En términos unitarios, el tráfico (medido éste en PKT, véase glosario al pie de esta nota) creció un 9 por ciento este mes, mientras que la capacidad (medida ésta en AKO) lo hacía en un 11 por ciento, en comparación con el 35 por ciento de incremento registrado en el mes de enero. La ocupación media fue del 85,4 por ciento, un descenso de 1,3 puntos porcentuales.

El efecto de la Semana Santa siempre afecta a los datos. El año pasado ésta tuvo lugar en marzo, lo que explica que el ingreso unitario (IAKO, o ingreso por AKO) fuera más bajo en marzo de 2019 que en marzo de 2018.

Norwegian operó un 97,4 por ciento de los vuelos programados en marzo. Incluso tras la parada de los Boeing 737 MAX operados por la compañía, el impacto en los pasajeros fue limitado. La compañía combinó vuelos y ofreció a los pasajeros vuelos alternativos. En marzo, un 80,8 por ciento de los vuelos de Norwegian partió puntual.

“A pesar del hecho de que nuestros Boeing 737 MAX fueran retirados de la producción este mes, la regularidad general es satisfactoria y la puntualidad ha subido en 8,5 puntos porcentuales. Nuestros colegas en Norwegian han estado trabajando día y noche para encontrar soluciones para nuestros clientes. Los afectados por los cambios han demostrado una gran comprensión con una situación que está fuera del control de Norwegian y me gustaría agradecerles por ello”, ha declarado el fundador y consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos.

“Hemos tenido algunas reuniones productivas con Boeing, en las que hemos discutido cómo podemos manejar las dificultades que la situación del MAX está causando en Norwegian”, agregó Kjos.

Anuncios