La aerolínea turca se mudó a su nuevo hogar, el nuevo Aeropuerto de Estambul, el megaproyecto aeroportuario de mayor magnitud mundial. El operativo se realizó entre el viernes 5 y el sábado 6 de abril.

El “Gran Traslado” representa uno de los hitos más importantes de la historia de la aviación mundial y turca en particular, que comenzó tras la inauguración oficial del nuevo aeropuerto el pasado 29 de octubre, en el marco del 85 aniversario de la fundación de la República de Turquía.

Comenzando el viernes 5 de abril a las 03:00 (hora en Estambul), la operación final de mudanza se completó antes que el plan previsto de 45 horas. Los equipos que fueron trasladados pesan unas 47.300 toneladas aproximadamente e incluyó desde aparatos de remolque de aeronaves que pesan 44 toneladas a materiales extremadamente sensibles, una suma total de 10 mil equipos que son semejantes a la carga de 5 mil camiones.

Desde el 7 de abril en adelante, la aerolínea de bandera turca comenzó una nueva era en su nuevo hogar, el Aeropuerto de Estambul, que será el nuevo centro del sector de la aviación mundial.

En el proceso del «Gran Traslado», que incluyó la despedida del Aeropuerto Atatürk, sede de Turkish Airlines a lo largo de sus 86 años de historia, y mudanza a su nueva base, el presidente de la Junta y el Comité Ejecutivo de Turkish Airlines, M. İlker Aycı dijo: “Actualmente estamos ante el mayor proyecto aeroportuario del mundo. Estas enormes instalaciones serán la sede del crecimiento local y global de Turkish Airlines en el futuro, al tiempo que se convertirá en la fuerza motriz más importante detrás de nuestro crecimiento con sus características físicas y capacidad de vanguardia”.

Continuó: “Despedirnos del Aeropuerto Atatürk es una experiencia triste para nosotros, ya que realizó con éxito la misión de ser el hogar de nuestra marca a lo largo de nuestros 86 años de historia. Sin embargo, el crecimiento y progreso de nuestra marca, especialmente durante los últimos 15 años, nos obligó a tomar esta decisión de manera parcial. Cuando Turkish Airlines comenzó a crecer en estructura y rendimiento cada vez más eficiente, nació la necesidad de buscar un nuevo hogar en que apoyar su desarrollo y abrirse camino. Estamos agradecidos a todos los que han participado en el proyecto por brindarnos este paquete de oportunidades, lo que nos permitirá llevar la experiencia del pasajero y el vuelo a una plataforma completamente nueva. Además de esto, me gustaría expresar mi gran placer y honor al anunciar que el futuro de la aviación mundial se desarrollará con Turkish Airlines en su nuevo centro y la nueva imagen de nuestra marca».

El aeropuerto de Estambul y el aeropuerto de Atatürk permanecieron cerrados para todos los vuelos comerciales de pasajeros durante un período de 12 horas. Como anfitrión del ascenso de Turquía y Turkish Airlines en el campo de la aviación mundial, el último vuelo con pasajeros del aeropuerto Ataturk fue el vuelo a Singapur. Luego de la mudanza, el número de vuelos desde el aeropuerto de Estambul se incrementará por etapas de acuerdo con un plan establecido.

El primer vuelo desde su nuevo hogar

Al igual que el primer vuelo de Turkish Airlines hace 86 años, el primer vuelo desde el aeropuerto de Estambul tuvo como destino la capital. El avión con código TC-JSY despegó del aeropuerto de Estambul el sábado 6 de abril a las 14:00 (hora Estambul) hacia el aeropuerto de Ankara Esenboğa con sus 172 pasajeros y 8 tripulantes de cabina.

El nuevo código IATA

Desde su inauguración, los vuelos de Turkish Airlines operados a través del aeropuerto de Estambul se enumeraron con el código ISL. Luego del Gran Traslado, los códigos IATA cambiaron y luego del 6 de abril a las 03:00, el código IST del anterior aeropuerto Atatürk se entregó al Aeropuerto de Estambul. El aeropuerto de Atatürk, que albergará vuelos de carga y pasajeros VIP, utilizará a su vez el código ISL.