Aerolíneas Argentinas obtuvo nuevas certificaciones que le permitirán reparar en sus instalaciones los módulos de turbina de los motores CF34. Este tipo de motores son los que utilizan los aviones Embraer 190 que operan en la flota de Austral y que son parte del Grupo Aerolíneas.

La posibilidad de realizar los trabajos de mantenimiento en los talleres de motores que la compañía posee en su planta industrial de Ezeiza significa en términos de ahorro unos 100.000 dólares por módulos de motor, proyectando ahorros anuales por más de 1.000.000 de dólares.

La adquisición de esta capacidad bajo la normativa tanto de ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) como de la FAA (Federal Aviation Administration de los Estados Unidos) permite a la compañía posicionarse como un referente de cara a la prestación de servicioos a terceros en Sudamérica, constituyendo así una nueva unidad de negocios.

Hasta el momento, la compañía debía realizar las reparaciones de este tipo de motores fuera del país, al no contar con las certificaciones de parte de ANAC y FAA.

Cabe destacar que en febrero de este año Aerolíneas Argentinas finalizó el proceso de digitalización de los trabajos de mantenimiento. El mismo consiste en la utilización de tablets y un software de gestión (denominado AMOS) que permite hacer más eficientes los procesos de compra y gestión de los materiales utilizados. Dicha implementación se llevó a cabo mediante una inversión de 30 millones de dólares, la cual le permitirá a la compañía un ahorro considerable tanto en tiempos como en costos de reparaciones.