La empresa transportista de Turkish Airlines volvió a conmover al mundo con una nueva operación de rescate de animales en extinción. Esta vez, llevó un buitre leonado agotado durante su vuelo migratorio a Belgrado.

Cuando de transporte de animales se trata, Turkish Cargo tiene un largo historial de operaciones de traslado para salvar vidas en las más idílicas condiciones. En esta ocasión fue un buitre leonado en peligro de extinción. El ave, que había emprendido su vuelo migratorio estacional desde Serbia se agotó a la altura de Sanliurfa (Turquía) luego de volar 1600 km.

El exótico buitre leonado, último de su especie en la cadena ecológica, tiene un año y medio y se llama Dobrila. Vive en el cañón de Uvac en Serbia y se trasladaba al Este en plena temporada migratoria. Durante su vuelo se agotó y aterrizó en Sanliurfa, ciudad turca, donde fue encontrado por granjeros que trabajaban en la zona y posteriormente llevado al Centro de Rescate y Rehabilitación de Vida Silvestre de dicha ciudad.

Dobrila fue sometido a diversos controles con el objetivo de recuperar su buena salud. Una vez que alcanzó su peso adecuado y saludable fue liberado a la naturaleza para que continue su ruta migratoria. Sin embargo, al notar que no podría continuar volando, los funcionarios del Ministerio de Agricultura y Bosques de Turquía se pusieron en contacto con las autoridades serbias, estableciendo una etiqueta y número de seguimiento en su pata. Los representantes de ambos países se pusieron de acuerdo para enviar a Dobrila al Instituto de Investigación Biológica de Belgrado. Turkish Cargo fue la encargada de patrocinar el traslado del ave a Serbia desde Sanliurfa desde Estambul, siguiendo un riguroso operativo para asegurar las mejores condiciones para el animal.

Tanju Bilgic, embajador de la República de Turquía en Serbia y Goran Trivan, Ministro de Protección Ambiental de Serbia estuvieron presentes en la ceremonia organizada para recibir a Dobrila en su país. «Hoy es un día muy especial para Dobrila, porque después de meses de rehabilitación, volará por primera vez. Agradecemos a Turkish Cargo por su apoyo», manifestó la bióloga responsable Arena Hrıbsek (Fundación para la Protección de Aves de Presa).

Turkish Cargo actúa una vez más con un profundo respeto por la vida animal y protección de la naturaleza, siguiendo su visión #MissionRescue (Misión Rescate en castellano). Esta acción se suma a otras operaciones realizadas por la compañía, como por ejemplo el traslado de los cuatro leones desnutridos rescatados de Ucrania y llevados a su hábitat natural en Johannesburgo.

Con una extensa red de vuelos que llega a más de 300 destinos en 124 países de todo el mundo, Turkish Cargo toma como referencia las normas CITES e IATA LAR (regulaciones para animales vivos de IATA) e implementa toda la documentación, las normas de enjaulado, etiquetado y marcado que allí figuran, junto a los estrictos procesos de admisión, almacenamiento y transporte de animales vivos durante todo su servicio.

Para ver los horarios y detalles de los vuelos, visite www.turkishcargo.com.tr , o comuníquese con el centro de llamadas al +90 850 333 0 777.