• La inversión fue de 320 millones de pesos. La terminal se renovó completamente para brindar espacios refuncionalizados y mejores servicios al pasajero.
  • Ahora el aeropuerto Astor Piazzolla cuenta con una manga completamente nueva para embarque de aviones.
  • Se sumaron nuevas propuestas gastronómicas como una confitería y una cervecería artesanal.

Como parte de su plan de obras en todo el país, que incluye nuevos aeropuertos, modernización de otros, y nuevas pistas, Aeropuertos Argentina 2000 inauguró las obras realizadas en el Aeropuerto Internacional de Mar del Plata que, con una inversión de $320 millones, tienen el objetivo de mejorar la funcionalidad del aeropuerto y brindar mayor comodidad a la experiencia del usuario.

Las obras fueron llevadas adelante por Aeropuertos Argentina 2000 y el Ministerio de Transporte de la Nación y demandaron el trabajo continuo de más de 300 empleados directos e indirectos.

“En Aeropuertos Argentina 2000 estamos transformando la infraestructura aeroportuaria en todo el país, en un plan de obras inédito. Esta obra es fundamental para Mar del Plata, sobre todo por el crecimiento de pasajeros y para potenciar el turismo. Nuestro foco es mejorar la experiencia de los usuarios y de quienes pasan por nuestros aeropuertos”, señaló Daniel Ketchibachian, CEO de Aeropuertos Argentina 2000.

La obra permite hacer más eficiente y ordenada la circulación de pasajeros, elevando la calidad del servicio y mejorando la experiencia de los usuarios. Durante el verano de 2019 pasaron por el aeropuerto 193.359 pasajeros, por lo que resultó indispensable dotar a la terminal de una mayor capacidad, espacios más flexibles, eficientes y modernos.

Algunos espacios de la terminal como las áreas de control y de embarque se hicieron más flexibles con la instalación de paneles que dividen o unen las salas según sea necesario. Las áreas de embarque y arribos se dividen ante posibles vuelos internacionales. Así, estas áreas podrán ser utilizadas en forma dual, optimizando la circulación de personas, lo que mejora significativamente la experiencia del pasajero. De esta forma, las distintas áreas de la terminal cuentan con mayor capacidad y una operación más fluida.

Además, se dotó al aeropuerto con una manga que hasta ahora no tenía. Esto facilita el embarque de los aviones mejorando la seguridad en las operaciones del aeropuerto. Debido a la incorporación de la manga se construyó un nivel adicional al edificio, conectándolo con el existente a través de una escalera mecánica y un ascensor, contemplando la accesibilidad de las personas con movilidad reducida.

Por último, se readecuaron las oficinas de los distintos organismos aeroportuarios que funcionan en la terminal y los locales comerciales, lo que posibilita la ampliación y diversificación de la propuesta gastronómica y de servicios. A los locales comerciales actuales, se sumarán dos nuevas propuestas: una cervecería artesanal en el hall principal y una cafetería en la zona de embarque.

La intervención del aeropuerto comenzó en septiembre de 2018 y se realizó dentro de la terminal existente en seis etapas constructivas con el fin de no interferir en la operación de vuelos.

Fuente de la información: Aeropuertos Argentina 2000.