El Grupo Emirates dio a conocer los resultados semestrales del año fiscal 2019-20: Los ingresos del grupo han sido de 14.500 millones de US$ durante los primeros seis meses de 2019-20, un 2 % menos respecto a los 14.800 millones de US$ registrados durante el mismo período del año pasado. Esta ligera disminución de los ingresos se ha debido principalmente a las reducciones de capacidad previstas durante el cierre de 45 días de la pista sur en el Aeropuerto Internacional de Dubái (DXB) y a movimientos de divisas desfavorables en Europa, Australia, Sudáfrica, India y Pakistán.

La rentabilidad ha aumentado un 8% en comparación con el mismo período del año pasado, con el reporte de una ganancia neta semestral correspondiente al año financiero 2019-20 de 320 millones de US$. El incremento de beneficios se explica por el descenso de los precios del combustible del 9% en comparación con el mismo período del año pasado, sin embargo, esta ganancia ha sido parcialmente compensada por las fluctuaciones monetarias negativas.

“El Grupo Emirates ha obtenido unos resultados estables y positivos en la primera mitad de 2019-20 gracias a la adaptación de nuestras estrategias para navegar por las duras condiciones comerciales e incertidumbre político-social en muchos mercados alrededor del mundo. Tanto Emirates como dnata han trabajado arduamente para minimizar el impacto de las renovaciones de pista planificadas en Dubai para nuestro negocio y nuestros clientes. Desde una perspectiva global, es difícil de predecir qué nos deparará el futuro, pero esperamos que la industria aérea y de viajes continúe encarando vientos en contra en los próximos seis meses, con una fuerte competencia que agrega presión a la baja en los márgenes. Como grupo, seguimos enfocados en el desarrollo de nuestro negocio, y continuaremos invirtiendo en nuevas funcionalidades que empoderen a nuestra gente y nos permitan ofrecer productos, servicios y experiencias aún mejores para nuestros clientes”, señaló el Jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum, presidente y director ejecutivo de Emirates Airline y Grupo Emirates.

Durante los primeros seis meses de 2019-20, la aerolínea Emirates recibió tres Airbus A380, con tres nuevos aviones más programados para antes del final del año fiscal 2019-20. También retiró seis aviones antiguos de su flota con otros dos adicionales para jubilar antes del 31 de marzo de 2020. La estrategia a largo plazo de la aerolínea para invertir en los aviones de fuselaje ancho más avanzados le permite mejorar la eficiencia general, minimizar su huella de emisiones y brindar experiencias de alta calidad al cliente.

La aerolínea continúa ofreciendo mejores conexiones para sus clientes en todo el mundo con una única y cómoda parada en Dubái. En los primeros seis meses de su año financiero, Emirates añadió dos nuevas rutas de pasajeros: Dubái-Bangkok-Phnom Penh y Dubái-Oporto. Al 30 de septiembre de 2019, la red global de Emirates abarcaba 158 destinos en 84 países y una flota de 267 aviones, incluidos los de carga.

El conjunto de la capacidad durante los primeros seis meses del año ha disminuido un 7 % a 29.700 millones de Available Tonne Kilometres (ATKM), principalmente causado por el cierre de la pista de DXB y la reducción de la flota durante este período de 45 días. La capacidad medida en Available Seat Kilometres (ASKM) se ha reducido un 5 %, mientras que el tráfico de pasajeros transportado medido en Revenue Passenger Kilometres (RPKM) ha caído en un 2 %, con un Passenger Seat Factor promedio que ha aumentado un 81,1 %, en comparación con el 78,8 % del año pasado.

Emirates ha transportado 29,6 millones de pasajeros entre el 1 de abril y el 30 de septiembre de 2019, un 2 % menos que en el mismo período del año anterior, sin embargo, la rentabilidad de pasajeros ha aumentado en un 1 % de período a período. El volumen de carga, que asciende a 1,2 millones de toneladas, ha disminuido en un 8 %, mientras que el rendimiento ha descendido también en un 3 %. Esto refleja el complejo entorno empresarial para el transporte aéreo en el contexto de las tensiones comerciales mundiales y el malestar en algunos mercados de carga clave.

En la primera mitad del año fiscal 2019-20, el beneficio neto de Emirates ha sido de 235 millones de US$, un aumento del 282 %, en comparación con el año pasado. Los ingresos de Emirates, incluidos otros ingresos operativos, de 12.900 millones de US$ han disminuido un 3 % en comparación con los 13.300 millones de US$ registrados durante el mismo período del año pasado. Este resultado ha sido motivado por una mayor agilidad en la utilización de recursos, con una fuerte demanda de los productos de Emirates por parte de los clientes, que ha propiciado mejores factores de ocupación y márgenes.

Los costos operativos de Emirates se han reducido un 8 % frente a la disminución de la capacidad general del 7 %. De media, los gastos de combustible han sido un  13 % más bajos en comparación con el mismo período del año pasado; esto se ha producido en gran parte por la bajada de los precios del petróleo (un 9 % menos en comparación con el mismo período del año pasado), así como por un menor  uso de combustible dada la capacidad reducida durante el cierre de 45 días de la pista en Dubai. El combustible ha seguido siendo el mayor de los gastos de la aerolínea, representando el 32 % de los costes operativos en comparación con el 33 % en los primeros seis meses del año pasado.

Emirates también ha ampliado aún más su asociación con flydubai. Ambas aerolíneas han seguido aprovechando sus redes complementarias para optimizar los horarios de vuelos y ofrecer nuevas conexiones a través de Dubai, así como para abrir nuevas rutas que incluyen Nápoles y Tashkent (Uzbekistán) en la primera mitad de 2019-20. Los clientes pueden disfrutan de más beneficios con un único programa de lealtad con Emirates Skywards, y aquellos que conecten entre Emirates y flydubai pueden experimentar tránsitos fluidos con 22 vuelos de flydubai que ahora operan desde la Terminal 3 de Emirates en Dubai.

Por su parte, el grupo Emirates ha seguido fortaleciendo sus capacidades globales en servicios de asistencia en tierra, catering y viajes, a través de su división Dnata que mantiene con operaciones en más de 35 países. En el primer semestre de 2019-20, las operaciones internacionales de dnata se han traducido en más del 72 % de sus ingresos, en comparación con el 68 % durante el mismo período del año pasado. Los ingresos de dnata, incluidos otros ingresos operativos, fueron 2000 millones de US$, un aumento del 5 % en comparación con los 1900 millones de US$ del año pasado. Estos resultados han sido respaldados por un sólido crecimiento empresarial y una mayor expansión global, particularmente en su negocio de catering.

Fuente: comunicado Emirates.